El balance es esencial para una vida saludable. Tener un estilo de vida “saludable” no significa sólo comer sano e invertir horas en el gimnasio. Es importantísimo darle a nuestro cuerpo y mente los nutrientes que necesitan, pero una vida “saludable” es mucho más que eso.